Pros y contra de la carta digital

En la actualidad casi todos los negocios de restauración disponen de un terminal de punto de venta (TPV) para llevar el control de la caja.

Asociado al TPV, muchos también usan comanderas donde los camareros realizan los pedidos con lo que se evitan perdidas de tiempo, a la vez que suministran al TPV la información de las consumiciones de los comensales y de esa forma se agiliza el cobro.

Carta digital en móvil

Un paso más en optimización del negocio de restauración es el uso de cartas digitales, en este caso no está tan difundido, por ser novedoso y porque no todos los software existentes las incorporan.

Vamos a analizar en este artículo los pros y contras, que en nuestra opinión tiene la utilización de este último dispositivo, usando como referencia las cartas digitales de nuestro software Gestaurante.

Pros

Servicio novedoso y diferenciador

Al ser un servicio nuevo, el comensal lo percibe como un sistema diferenciador de otros locales, permite también a los comensales interactuar con el local.

Multidioma

En zonas con mucho turismo extranjero, la carta digital permite ofrecer un servicio en el idioma del comensal, sin requerir que los camareros conozcan tantos idiomas.

La carta puede estar en tantos idiomas como se necesite, y será de gran ayuda para un comensal que no conoce nuestro idioma, ya que podrá realizar todas las gestiones en su propio idioma:

  • Consultar el menú
  • Saber los ingredientes
  • Descripción de los productos
  • Alérgenos
  • Realizar pedidos
  • Consultar el estado de los pedidos
  • Llamar al camarero
  • Pedir la cuenta indicando si quiere pagar en efectivo o con tarjeta.

Información de alérgenos

Al definir los productos en el TPV se definen también los ingredientes, y mediante esta información las cartas digitales informan de los alérgenos que puede contener cada producto.

Esta es una información que por ley tenemos que suministrar a los comensales sin necesidad de que lo requieran, con lo que estamos cumpliendo con esta norma sin requerir un esfuerzo extra.

Nuestras cartas digitales también permiten al comensal filtrar la carta en función de los alérgenos que no puedan tomar, de forma anónima, cada comensal puede indicar a su carta digital que alérgenos quitar y la carta se regenerará automáticamente con los productos aptos para ese comensal.

Aumento del consumo por impulso

Al disponer de una carta digital que permite realizar pedios sin necesidad de la atención de un camarero, se aumenta el consumo por impulso, por ejemplo esa bebida que se apetece en ese momento, pero que si se espera al camarero ya no se pide.

Reducción de dedicación del personal

Al ofrecer al comensal toda la información actualizada de los productos y la posibilidad de realizar los pedidos, los camareros pueden optimizar su tiempo sin esperar a las decisiones de los comensales o dando explicaciones de los productos.

Los pedidos de los clientes pasan directamente a cocina, barra, o cualquier punto de preparación que disponga el local, y una vez preparados y dispuestos para servir, el sistema avisa al camarero adecuado para realizar la entrega, dando la información necesaria a éste para que no haya equivocaciones.

Reducción de tiempos de espera

Al poder realizar los pedios directamente los comensales, el tiempo hasta recibir la comanda se reduce al tiempo de preparación de esta.

Adicionalmente, el sistema mantiene el orden en que se han de atender las peticiones por orden de llegada.

Aumento en la rotación de mesas

Por todos los motivos expuestos anteriormente, se produce un aumento en la rotación de mesas.

Actualización

Al ser un sistema digital, la actualización de la carta se realiza de forma instantánea, pudiendo por ejemplo ocultar productos de la carta cuando se agoten, o definir nuevos productos e incorporarlos sobre la marcha.

Nuestro software Gestaurante también dispone de dos características que permiten que esta actualización sea automática:

  • Productos o presentaciones distintos en función de la mesa en la que se use.
  • Productos distintos dependiendo de la hora, del día de la semana o de que sea festivo…

Disminución de coste en cartas

Cartas digitales en tableta

El coste de un cambio en la carta se reduce a la introducción de la nueva información, evitando la preparación e impresión de cartas tradicionales.

Información al cliente

La información disponible en una carta digital puede ser mayor que en una impresa, puesto que no tiene que estar visible hasta que es necesaria.

Las cartas digitales de Gestaurante ofrecen, aparte de la información que se ha ido mostrando en los puntos anteriores, el precio de las distintas presentaciones, fotos de los productos que pueden verse a distintos tamaños e incluso pueden mostrase distintas fotos en función de la presentación elegida, por ejemplo ofreciendo fotos reales de la tapa, o de la ración, en función de lo que se seleccione.

Contras

Terminales

Evidentemente para utilizar una carta digital necesita de un dispositivo donde mostrar la información.

Cada negocio puede decidir la forma en que los comensales se conectarán al sistema.

En el caso de ser el negocio el que lo suministre, supone un coste.

En el caso de Gestaurante, permite que los comensales utilicen sus propios dispositivos sin la necesidad de instalar ninguna aplicación, dado que todo el sistema funciona con la apariencia de una aplicación pero con la tecnología de una página web, en este caso no existe coste para el negocio.

También se puede elegir un sistema mixto, donde se suministre un dispositivo solo en determinado lugar del negocio o a determinados comensales.

Necesidad de mantener actualizada la carta

Para que las cartas digitales funcionen, es necesario que estén definidos los diferentes productos disponibles a los comensales, no se puede poner por ejemplo “refrescos”, sin dejar la posibilidad de elegir que refresco quiere. Y no sirve poner en una pizarra el producto del día, porque no podrá ser elegido de forma autónoma por el cliente.

Rechazo de algunos comensales

Para algunas personas, sobre todo personas mayores, el uso de las nuevas tecnologías produce rechazo, por lo que hay que mantener el trato personal de forma paralela a la carta digital.

La carta digital de Gestaurante permite:

  • El funcionamiento autónomo del comensal.
  • Ayuda del camarero en el uso de la carta desde su propia comandera.
  • Realización completo del pedido desde la comandera.

WIFI

Aunque es una opción muy extendida disponer de wifi gratis para los clientes, para el funcionamiento de las cartas digitales es recomendable ofrecer este servicio.

La instalación de la red wifi ya es necesaria para el funcionamiento de las comanderas de los camareros.

Para suministrar la conexión a los clientes se debe realizar mediante una red diferenciada que solo permita la salida a Internet y no permita la conexión a los dispositivos internos del negocio.

Reducción del contacto con el comensal

El uso de la carta digital lleva implícito el menor contacto con el cliente en el momento de pedir, por lo que se puede influir menos en la elección de los platos que mas nos interesan.

Esto se puede compensar en la recepción del cliente, donde se puede hacer alguna recomendación, y en el caso de Gestaurante, las cartas presentan en la primera pantalla los productos recomendados.

Conclusiones

La decisión de usar o no las cartas digitales, es algo que debe decidir cada dueño de un negocio, y que en gran medida depende del servicio que quiera suministrar a sus clientes.

No pretendemos con este artículo influir en la decisión, sino presentar los puntos principales que analizar para tomar dicha decisión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.