Cartas Digitales Gestaurante

Personalización de la estética que ofrece Gestaurante

Introducción

Gestaurante es un programa basado en la web, en el que los distintos usuarios comparten el código, por lo que siempre están actualizados, pero donde la parte que gestiona como se muestra en pantalla es independiente por cada cliente, por lo que cada uno puede tener una estética diferente.

Que se puede personalizar

Como cabe esperar, es totalmente personalizable la carta, con todas las descripciones, precios, fotos, opciones e ingredientes y en todos los idiomas que se quiera, pero no trata de eso este artículo, sino de la personalización del programa, que abarca tanto la estética, como los “textos fijos” del programa.

Estética

La estética en el programa Gestaurante es totalmente personalizable por parte del cliente.

Desde el entorno de administración del programa, cada cliente, si lo desea, puede cambiar la estética en los tres entornos que dispone el software,

  • Administración.
  • Usuarios.
  • Clientes.

Como personalizarlo

Para realizar estos cambios, solo hay que modificar, donde sea necesario, los ficheros CSS que otorgan toda la estética al programa, estos ficheros son independientes por cada cliente del software, lo que permite esta personalización y que cada cliente ajuste la estética a su gusto.

En la instalación original del programa se suministran los ficheros base con una estética general del programa. Desde la parte de administración del propio programa, se pueden descargar los ficheros, una vez en local se pueden modificar y volverlo a subir, modificando de esa forma los originales y aplicando la nueva estética.

Quien puede hacerlo

Como ya se ha comentado, el acceso para cambiar los ficheros solo se puede hacer desde el entorno de administración del programa, pero las modificaciones pueden ser realizadas por cualquier persona que conozca CSS.

Los ficheros CSS son los que usan para dar estética a todas las páginas web actuales, cualquier persona que conozca este lenguaje de estilo, podrá realizar las modificaciones.

Existe multitud de personas que pueden realizar la personalización.

Ejemplos de pantallas

A continuación mostramos emparejadas las mismas pantallas del programa con dos personalizaciones de estética distintas, para que se pueda observar la capacidad de las modificaciones que permite.

Pantalla de entrada

ejemplo de entrada A

Ejemplo de entrada B

Estado de mesas y selección de clientes

Ejemplo de mesas A

Ejemplo de mesas B

Gestión de un cliente

Gestión de cliente A

Gestión de cliente B

Selección de productos para comanda

Ejemplo de comanda A

Ejemplo de comanda B

Textos ‘fijos’

Ademas de la estética, todos los textos que aparecen en el programa y en todos los idiomas, se pueden cambiar por parte del administrador del sistema.

De esa forma puede adaptar por ejemplo la forma de dirigirse a los clientes en las cartas digitales, o como denominar las distintas opciones en las partes de gestión del programa.

Como cambiarlos

Existe un apartado en el menú de administración donde se presentan todos los textos fijos en todos los idiomas y que se pueden cambiar a voluntad, solo hay que dar, parcialmente o al final, al botón de actualizar para que los cambios queden reflejados en su entrono del programa.

Gestión de textos fijos

Como este es un cambio que podría dejar incoherente el programa al desaparecer algún término, se puede realizar una copia de seguridad de toda la base de datos del programa antes de realizar ninguna modificación y si se detectara al finalizar algún problema se puede recargar la copia y dejarlo como estaba.

Ayuda

Si necesita ayuda en el uso del programa y todas las opciones que ofrece, siempre puede disponer del asesoramiento de nuestros técnicos.

También, si necesita que para alguna modificación de la estética, se incorpore alguna etiqueta, clase o nombre en algún elemento del programa, lo estudiaremos y si no causa trastorno a los demás usuarios, estaremos encantados de ayudarle.

Si necesita mas información no dude en preguntarnos.

Imágenes de alérgenos

Alérgenos en negocios de restauración, como informar

Normativa

El 13 de diciembre de 2014 entró en vigor el Reglamento nº 1169/2011 del Parlamento Europeo sobre información facilitada al consumidor según el RD 126/2015 que trata el problema de información sobre alérgenos.

Esta normativa regula el etiquetado, y establece que es obligatorio indicar todo ingrediente que cause alergias o intolerancias de los alimentos, ya sean estos alimentos envasados o entregados directamente a los clientes, lo que incluye a los negocios de restauración.

Estos son los alimentos sobre los que es obligado informar:

  • Cereales que contengan gluten: trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados.
  • Crustáceos y productos a base de crustáceos.Iconos Alérgenos
  • Huevos y productos a base de huevo.
  • Pescado y productos a base de pescado.
  • Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
  • Soja y productos a base de soja.
  • Leche y sus derivados (incluida la lactosa).
  • Frutos de cáscara, es decir: almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, pistacho, nueces macadamia o nueces de Australia y productos derivados.
  • Apio y productos derivados.
  • Mostaza y productos derivados.
  • Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.
  • Dióxido de azufre y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/kg ó 10 mg/litro.
  • Altramuces y productos a base de altramuces.
  • Moluscos y productos a base de moluscos.
  • Aunque es poco conocido, esta normativa también regula la indicación del grado alcohólico en las bebidas con una graduación superior en volumen al 1,2 por 100.

La información sobre alérgenos podrá estar disponible de manera escrita, oral o en formatos electrónicos, siempre que se asegure que sea accesible a los clientes que lo necesiten sin cargo o coste adicional.

Además, la información se prestará en lengua española oficial del Estado y la correspondiente cooficial en las Comunidades Autónomas correspondientes.

Mejor servicio a nuestros clientes

Todo lo anterior es un resumen de lo que dice la normativa, pero no solo hay que ver esto como una obligación legal, sino como un mejor servicio a nuestros clientes.

Hay que tener en cuenta que en la Unión Europea más del 25% de la población presenta problemas alimentarios con alguno de estos alérgenos, por lo que una gran parte de nuestros clientes también necesitan esta información, cuanto mejor información y de más calidad le ofrezcamos, mas contentos saldrán de nuestro local y con mas probabilidad volverán.

Riesgos

Hay que plantearse los riesgos que suponen el no cumplir adecuadamente con esta norma desde tres puntos de vista.

Sanciones por incumplimiento.

¿Qué sanciones puede suponer el incumplimiento de la normativa?

La sanción mínima son 5.000 €; aunque puede llegar a 20.000 €.

Responsabilidad ante una intoxicación.

En el caso de fallecimiento de una persona por una alergia alimentaria, la responsabilidad puede ascender hasta 600.000 € o acarrear una condena penal.

El hostelero ha de saber que el Seguro de Responsabilidad Civil, no le va a cubrir si se intoxica a una persona alérgica, si no ha cumplido con la normativa, porque la normativa actual es de obligado cumplimiento”

Imagen

Actualmente, muchos potenciales clientes miran en las redes los comentarios sobre los restaurantes o bares antes de tomar la decisión de ir, por lo que, es ya bien sabido, que la buena imagen y la reputación de los establecimientos es muy importante para mantener una clientela abundante y de calidad.

El que aparezca alguna critica por no haber recibido la información adecuada o haber tenido algún problema puede suponer un gran problema para un negocio.

Si al cliente se le ofrece la información correctamente y de forma transparente, sin que tenga que informar de su problema alimenticio, se encontrará mas cómodo.

Si además puede utilizar una carta digital que se le personaliza eliminado los productos que le pueden ocasionar problemas, sin intervención de terceras personas, estará doblemente satisfecho.

Acciones a realizar

Recolección de información

Los ingredientes que forman una comanda, solo los conoce con exactitud el personal que lo ha preparado, por lo que ésta es una parte muy importante para una buena gestión de los alérgenos en la carta, la cocina es la principal fuente de información para crear la carta de alérgenos.

Elaboración de la lista de alérgenos

Una buena formación sobre alérgenos al personal de cocina nos va a quitar muchos posibles problemas en la elaboración de la lista.

Un sistema informático adecuado también nos va a facilitar el mantenimiento de esta lista. De forma que no haya que revisar todos los platos si se cambia algún ingrediente, o que haya que editar un documento por cualquier cambio en la carta.

Evitar contaminación cruzada

De nada sirve haber elaborado e informado a los clientes de los alérgenos, que por sus ingredientes puede contener un producto, si se produce una contaminación no esperada.

Hay que tener especial cuidado para que no se produzca una contaminación cruzada en el almacenamiento, manipulación, elaboración, o transporte.

Las contaminaciones cruzadas se pueden producir de múltiples maneras, las principales son:

  • La posición en que se guardan los alimentos en las neveras o despensas.
  • El uso de instrumental tras haber manipulado un producto que contiene alérgenos.
  • El uso compartido de aparatos de cocina como freidoras o microondas.
  • Al compartir bandejas por parte de los camareros para transportar distintos productos que puedan ocasionar este cruce.

Si las contaminaciones cruzadas son inevitables, habrá que informar de ello a los comensales, esta información puede ser expuesta en alguna parte fácilmente accesible para todos los comensales o en las propias cartas.

Precaución

Si excepcionalmente, por una emergencia, o por motivos organizativos, el establecimiento no fuera capaz de garantizar la veracidad de la información ofrecida en materia de alérgenos, deberá indicarlo expresamente. Es mejor avisar que temporalmente no se puede garantizar la información sobre alérgenos, que informar errónea o inadecuadamente.